Lorem ipsum

Lorem Ipsum

El legado de la marca

En 1948, Michael Catris fundó la marca de lujo llamada Richel Paris, que diseñaba y confeccionaba piezas de alta calidad en su propia fábrica, como pañuelos, corbatas, bolsos y accesorios, en exclusiva para firmas de lujo como Celine, Yves Saint Laurent, Hermes… Paralelamente, Richel Paris creó su propia marca en la que trabajaba sus diseños. Michel Catris fue el primer exportador español de seda y abrió sedes en ciudades como Madrid, Nueva York, Singapur o París. Finalmente, la marca se pausó con la muerte de su fundador.     

Tradición y Vanguardia

Este proyecto es una continua colaboración entre la tradición, Richel, y el ahora, nosotras. Adoptamos un punto de vista millenial sobre el lujo. La fuente de inspiración de esta marca nace por el afán de rediseñar tradiciones en piezas contemporáneas, atrevidas y libres. Como el arte.

Esta marca está dirigida a mujeres guerreras, eclécticas, apasionadas por el arte y la moda, que quieren aportar su granito de arena al mundo en el que viven. Por ello, la responsabilidad social juega un importante papel a la hora de elegir Richel by A2. Con sólo dos colecciones cápsula por año y una media de 6 a 10 prendas por colección, buscan promover actitudes inquietas para las que la calidad prima siempre sobre la cantidad.